Archivo de Marzo de 2010

Probando el KÉFIR

Jueves, 25 de Marzo de 2010

kefir
Ya llegó a mis manos el ansiado kéfir, y la verdad es que me he decepcionado un poco debido a que el herbolario donde lo encargué, me ha proporcionado un preparado en sobres para realizar el yogur de kéfir, pero no es exactamente el hongo de kéfir en si. Como se ve en la foto, contiene 3 sobres para poder preparar hasta 6 litros de kéfir con cada uno. Cada sobre se mezcla bien con 1 litro de leche, y con 4 o 5 cucharadas del yogur que se obtiene, se puede elaborar otro litro más de kéfir (añadiendo a esas 5 cucharadas de yogur kéfir un litro de leche). Pero el hongo no aparece por ningún sitio. He aquí mi decepción, cuando colando y colando el primer preparado (se supone que hay que colar el yogur para separar de él, los hongos o nódulos de kéfir) ahí todo era yogur, y no aparecían nódulos ningunos.

Pero bueno, he de decir que el yogur está bueno, con un poco de azúcar eso si (al menos para mi gusto), pero me queda la duda de saber si este kéfir es tan beneficioso como el que se realiza con los nódulos del kéfir directamente. A mi éste, de momento, me está sentando bastante bien. Pero hay que tener en cuenta que sigo con mi medicación.

Eso si, en cuanto pueda, pienso hacerme con el auténtico hongo de kéfir, y ya estoy en ello…

Una visita más… una pastilla más

Viernes, 12 de Marzo de 2010

Era de esperar, si la cantidad recomendada de Imurel es entre 2-3 mg. por kilogramo al día, la cuenta no salía tomando “tan solo” dos pastillas de 50 mg cada una. Ahora con 150 mg mis cuentas cuadran.

Por lo demás debo seguir igual, hasta el 23 de este mes de Marzo, que reduciré el Intestifalk de 3 capsulas a 2, y ya veremos si seguiré reduciendo cada mes hasta dejar por completo el Intestifalk. El objetivo es seguir tomando unicamente el Imurel, pero ya que tarda hasta 6 meses en empezar a hacer un efecto notable, se sigue este tratamiento conjunto (al menos en mi caso).

Mis dudas; ya conozco lo que el Intestifalk hace en mi organismo y el bienestar que me produce, pero desconozco lo que hará el Imurel en unos meses por si solo.

Hasta el 19 de Abril no volvemos a ver batas blancas, entonces, ya veremos lo que pasa…

¡¡¡Necesito un pastillero!!!

Viernes, 5 de Marzo de 2010

Hoy he vuelto a visitar a mi médico. Tras recetarme por primera vez los “famosos” inmunosupresores, tube que realizarme unos análisis, después de una semana de estar tomándolos.

El cometido de estos fármacos es el de disminuir las defensas de nuestro cuerpo, y así evitar que éstas ataquen en mayor grado a nuestro organismo. Por ello se necesita un control de la evolución de nuestro sistema inmunológico tras esta medicación. Para entendernos, análisis de sangre cada “dos por tres”.

Parece ser que todo está bien, o todo lo bien que debe estar, así que mi doctor me ha ampliado la dosis de Imurel (inmunosupresor), de un comprimido de 50 mg. a dos (100 mg.). A esto hay que añadirle las 3 cápsulas de Intestifalk (budesónida) de 3 mg. cada una, y un comprimido de Natecal D (calcio y vitamina D), que empecé a tomar de nuevo desde la visita del día 23 de Febrero.

Si si, has contado bien, 6 pastillas, a mi edad, ¿qué pasara cuando tenga 80 años…? Al menos ahora me encuentro bien.

Así que, si quiero salir a comer fuera de casa, tengo que hacer algo… ¡¡¡Necesito un pastillero!!!