Archivo de la categoría "Visitas al médico"

Mala época: provando DACORTÍN

Lunes, 23 de Mayo de 2011

Llevo unos meses bastante malos, este Jueves pasado dia 19 sufrí otro brote más, muy similar al anterior, con vomitos, dolor, malestar, …

Es curioso como los medicamentos que antes nos aliviaban, poco a poco parece que ya no tienen su efecto. Este es el caso del Intestifalk. Hará algo más de un año cuando lo tomaba y sentía su efecto (no sentía malestar alguno), es ahora cuando ya no hace el mismo efecto en mi cuerpo.

Ese mismo día por la mañana, sin apenas pegar ojo, aún renqueante de mis dolores y gracias a la insistencia de mi madre, acudí a realizarme una analítica, que casualmente me tocaba ese mismo día. Ya a última hora acudí a mi médico (debería de haber esperado al dia siguiente, pero dado mi estado acudí como siempre me dice en caso de brote).

Dos fueron las opciones que me dieron a elegir: hospitalizarme o empezar a tomar Dacortín 30mg.

Y aquí estoy tomando dos pastillas de Dacortín 30 mg. durante una semana, para ir bajando la dosis 10 mg. cada semana, así hasta los 30 mg. que será cuando la reduzca de 5 mg. en 5mg. Continuo con el Imurel y mi pastillita de Calcio. El Intestifalk ya es pasado.

…del brote al Hospital… y vuelta al Intestifalk

Domingo, 24 de Abril de 2011

La pasada noche del 13 al 14 de Abril sufrí un nuevo brote, con vomitos, fiebre, dolor intestinal y malestar general. Después de pasar toda la noche sin ninguna mejora, decidí acudir al Hospital. Tras inyectarme primperán para cortar los vomitos, una analítica y una ecografía, ya relativamente recuperado me mandarón para casa.

Antes de salir del Hospital, hice una visita a mi médico para ponerle al corriente de la situación. Me volvió a recetar el Intestifalk. Así que mi menú diario de “pastis” se compone ahora de 3 cápsulas de Intestifalk (3mg cada una) en el desayuno, 3 pastillas de Imurel (50mg cada una) en la comida y 1 comprimido de Natecal D (calcio).

Ya veis que no paso hambre…

TRAS LA ÚLTIMA CONSULTA…

Viernes, 25 de Febrero de 2011

Este Martes 8, tuve la consulta con mi médico, todo parece estar bien, y yo, dentro de lo que cabe, me encuentro bien. Vale, hasta aquí bien, pero surgió un tema tras informar a mi médico de mi intención de ir a vivir a Perú por razones personales. Su respuesta fue clara: “Yo, si fuera tu, me lo pensaría seriamente”

Las razones que me dio tienen que ver con el hecho de estar tratandome con inmunosupresores, y el supuesto incremento de probabilidades de poder coger alguna enfermedad infecciosa al vivir en un país supuestamente “subdesarrollado” y con menor higiene y sanidad que en paises Europeos. (Ojo! yo en ningún caso estoy de acuerdo con esto)

¿Es incompatible vivir en Perú con el hecho de tomar Inmunosupresores? Quiero que alguien en este caso me pueda aportar su experiencia.

OTRO PINCHACITO MÁS

Jueves, 27 de Enero de 2011

El martes de esta semana tube otra visita al hospital, esta vez para mis análisis rutinarios. Un pinchacito, tres tubitos y “pa” casa. Esta rutina, cada 3 o 4 meses mientras siga tomando el Imurel, es imprescindible para controlar que todo vaya bien.

Si de chiquito todos teniamos miedo a las agujas, ahora, con unos cuantos añitos más, ya son las agujas las que me tienen miedo a mi. Y que se le va a hacer, mientras todo vaya bien…

Y el 8 de Febrero toca visita al médico…

DE VUELTA DE LA CONSULTA

Lunes, 16 de Agosto de 2010

Este Martes pasado tuve la consulta con mi médico. Parece que todo está bien, al menos los análisis. En los anteriores parece ser que tenía un poco bajo el hierro.

Sigo con mi tratamiento, y si todo sigue igual, seguiré con el durante bastante tiempo. Le pregunté a mi médico sobre mis temores en relación a los efectos secundarios del Imurel, y me confirmó que si se toma durante un prolongado periodo de tiempo está comprobado que existe un mayor riesgo de padecer neoplasias (tumores).

Pues eso os cuento, ya hasta dentro de 3 meses no tengo que realizarme más análisis, y por ahora me encuentro bien, algún día con algún pequeño malestar de estomago (poca cosa), alguna diarrea, de vez en cuando muchos ruidos de tripas y poco más. Pero, lo más importante, realizando una vida normal. ¿Y no es eso lo que todos queremos?